Cuando viajamos, todos queremos que nuestro dinero de viaje se extienda lo más posible. Pero cuán lejos puede llegar el dinero de nuestro viaje depende del tipo de vacaciones que planeemos.

Por ejemplo, si tu objetivo es pasar una semana de lujo en un complejo turístico, es más probable que tenga dudas sobre si debe hospedarse en un hotel de 4 o 5 estrellas y en qué restaurantes cenar.

Si, por otro lado, planeas mochilear durante varios meses, entonces tendrás otras preocupaciones monetarias, el objetivo es tratar de hacer que tu dinero se extienda lo más posible.

A continuación, discutimos cómo armar un presupuesto de viaje que cubra lo esencial excluyendo tours, vida nocturna o actividades.

 

¿Cuánto dinero necesitaré? 

La cantidad de dinero que necesitas ahorrar para tu viaje depende de muchos factores, como la duración del viaje, el destino.

Para aquellos con un presupuesto ajustado, como guía general, la mayoría de los mochileros le dirán que es posible vivir con 35 dólares por día para comidas y alojamiento en lugares como Tailandia, Perú, Vietnam, Indonesia, Ecuador, Sri Lanka, Guatemala, India y Argelia. Si viajas con mochila por Norteamérica, Europa o Australia, se requiere algo más de 140 dólares.

 

  1.  Lo esencial: Vuelos y alojamiento 

 

El vuelo y alojamiento constituyen más del 70% de tu presupuesto. Saber cuánto dinero tendrás para tus vacaciones, hace que la planificación sea mucho más fácil. Por ejemplo, si tu presupuesto total es de 3,500 dólares y planeas viajar durante diez días, puedes buscar hotel y vuelos para que coincidan con tu presupuesto.

Sin embargo, si te encuentras en las etapas iniciales de planeación del viaje, puedes comenzar mirando los precios del vuelo y del hotel y luego ver cuánto dinero necesitarás.

A partir de los costos del hotel, abre tu navegador de Internet y comienza a buscar hoteles en sitios de viajes como Thomas Cook, Kayak, Orbitz o Priceline. La mayoría de los sitios de viajes permiten filtrar las búsquedas por estrellas. Muchos hoteles tendrán descuentos para estancias a mitad de semana o reservas de tres noches o más. Juega con los filtros y mira media docena de hoteles sólo para tener una idea de un promedio de precios.

A continuación, mira los precios de los vuelos. De nuevo, abre el navegador de Internet y comienza la búsqueda en sitios de viajes como Thomas Cook, Kayak, Orbitz o Priceline. Muchos agregadores de vuelo permiten filtrar las búsquedas en función del precio más bajo, el número de paradas y la duración del vuelo. Si eres flexible con las fechas, es común ver que uno o dos días antes o después puede hacer una gran diferencia en el precio.

 

  1.  Otros factores de costo 

 

Digamos, una vez más, que tu presupuesto total es de 3.500 dólares y deseas viajar durante diez días, hay otros factores que debe tener en cuenta al elaborar su presupuesto.

Si tu presupuesto se basa en un tipo de cambio de moneda en particular o en una oferta hotelera específica que viste hace unas semanas, pero el precio del hotel o la tasa de cambio cambia, esto puede cambiar tus planes dramáticamente.

Otro factor que muchas personas no tienen en cuenta es el costo de viajar desde y hacia los aeropuertos tanto en su ciudad de origen como en su destino. Si planeas tomar un taxi, busca al menos cuatro tarifas en el lugar.

Ten en cuenta estos costos y, como regla general, siempre sobreestima tu presupuesto en un 20% para permitirte recargos y gastos adicionales.

 

  1.  El tiempo es dinero 

 

Al reservar hoteles, vuelos y transporte de conexión, recuerda que el tiempo es dinero. En un intento de ahorrar dinero, puedes optar por reservar un hotel fuera de la ciudad, sin embargo, si eso significa que pasaras más tiempo viajando y menos tiempo experimentando el destino, entonces puede que no sea la mejor opción.

Además, al reservar vuelos, puede ser tentador reservar el vuelo más barato posible, sin embargo, si el vuelo tiene múltiples conexiones y dura más, es posible que se acorte el viaje.

Del mismo modo, si tienes poco tiempo y pasaras varias horas en autobuses en lugar de en un solo tren o taxi, vale la pena reconsiderar el costo real.

Por último, ten cuidado de no reservar vuelos de conexión o transporte demasiado cerca entre ellos. En caso de que uno de tus vuelos se retrase, puede interrumpir el resto del viaje y puede resultar en gastar más dinero reservando un vuelo de reemplazo de último minuto.

 

  1. Comer fuera o Supermercados 

 

Una regla general a seguir es equilibrar tus comidas entre la compra de alimentos en supermercados y los restaurantes. Si tu hotel incluye desayuno, puedes ahorrar mucho dinero.

Una vez más, al reservar hoteles, puede ser más barato reservar un hotel un poco más caro si incluye el desayuno, a menos que, por supuesto, sepas que puedes encontrar donde desayunar más barato y con la misma comodidad.

Muchas personas consideran que comprar la cena o el almuerzo, pero no ambos, es un gran ahorro de costos.

 

  1. Poniendo todo junto 

 

Con tus estimaciones aproximadas de hoteles y vuelos y los gastos diarios de alimentos (¡recuerda sobreestimar!), Abre un documento de Excel e ingresa los datos.

Con este documento, puedes ver cuánto dinero necesitaras y dónde puedes reducir los costos o si tienes espacio de sobra. Una vez que estos elementos esenciales del presupuesto estén en su lugar, puedes explorar otras partes de tus planes de viaje, como tours y actividades.

Incluso después de presupuestar, si necesitas ayuda para hacer que las cosas sucedan, estamos aquí para ayudarte. En Ferratum, nuestro objetivo es inspirar y capacitar a las personas para que digan sí a la vida más frecuentemente. Obtén más información aquí

En caso de dudas adicionales, escríbenos a servicio.a.cliente@ferratum.com.mx