Tener una buena salud financiera es la base para el progreso económico, y la acumulación de riqueza financiera o monetaria. La forma como manejas tus deudas, tarjetas de créditos, pagos de servicios o facturas vencidas, incluso el porcentaje de tus ingresos mensuales que separas para ahorrar, son determinantes para establecer, el tipo de situación económica que gozaras a lo largo del tiempo, de seguir manteniendo la tendencia actual. La salud financiera es similar a la salud del cuerpo humano, puede mejorarse siguiendo ciertos consejos, o por el contrario, puede empeorar  al no hacer caso de estos.

¿Qué es la Salud Financiera?

La salud financiera es la capacidad que tiene una empresa o un individuo, de  cubrir todos sus gastos operativos y ordinarios, y aun así poder destinar una parte de sus ingresos al ahorro e inversión, mientras sigue o se adhiere a un presupuesto, o plan de gastos. Dicho en pocas palabras, se tiene salud financiera, cuando los ingresos son superiores a los gastos, y los gastos realizados durante la quincena o el mes, fueron presupuestados o planificados con antelación, permitiendo que una porción del salario pueda ser ahorrada.

¿Por qué es importante la salud Financiera?

Existen múltiples razones por las cuales todos, los consejeros financieros, y contadores públicos, le harán saber la importancia de la salud de tu cartera,  lo mas importante es sobrevivir financieramente en este siglo XXI, algunos consejos son:

  • Ahorrar un porcentaje del salario o  ingresos, permite crear un fondo de ahorro el cual puede ser utilizado bien para una inversión que le genere ganancias, o para cubrir algún gasto de una compra planificada.

  • Cubrir emergencias. Nadie conoce con certeza que puede suceder en el siguiente momento, o cuando un accidente ocurrirá en nuestro hogar o a nuestra familia, por este motivo, es de vital importancia el contar con el capital suficiente y medios de pago ante una eventualidad, para superarla de la manera más rápida y menos traumática.

  • Evitar despilfarros, Es frecuente, que la mayoría de personas gasten todo sus ingresos mucho antes del final de la quincena, o que cuando reciben un bono, lo gastan en una cena, o una compra no primordial.

  • Permite planificar gastos futuros. Disponer de un porcentaje del salario para ahorrar o reinvertir, facilitará las compras grandes o la planificación de gastos en el futuro, sin afectar la situación económica personal o de la empresa.

  • Mejora las posibilidades de vida luego de pensionados o retirados del trabajo. No es un secreto para nadie, mientras más dinero se tiene en la cuenta de retiro, y en las diversas herramientas de inversión, mejor calidad de vida y nivel socioeconómico, que podrá disfrutar producto de sus rentas e intereses.

 

 

¿Cómo lograr una adecuada salud financiera?

Si te encuentras como la mayoría de personas, gastando más de lo que ganas, con tus tarjetas de crédito al límite, o tu salario no te llega a la quincena, no tienes por qué entrar, en pánico. Existen muchos lugares de confianza donde puedes conseguir préstamos, pero primero intentalo tu mismo siguiendo estos consejos para comenzar una camino de recuperación.

  • Elaborar un presupuesto. Este quizás sea el punto más importante, de cualquier plan de recuperación financiera. El presupuesto es el pilar fundamental de la riqueza. Se debe realizar un plan de gastos mensuales, en el que se incluyan todos los gastos obligatorios, cuentas de servicios, y pagos de créditos. Además este plan de gastos debe destinar un porcentaje del salario para ahorro e inversión, y luego de estos, un porcentaje se destinará para entretenimiento y esparcimiento.

  • Conocer los ingresos y gastos fijos. El objetivo primordial del presupuesto es saber cuánto se debe pagar cada mes y que cantidad de ingresos se recibirá durante la quincena o el mes, para poder administrarlo de la manera más eficiente.

  • Pagar los gastos obligatorios y facturas vencidas en su totalidad. Todo gasto recurrente debe de ser saldado en su totalidad, para evitar la generación de intereses de mora y mayores costos. De igual manera, el permitir que se acumulen gastos, invalidará, la utilidad y función de un presupuesto.

  • Manejar un nivel de deuda sostenible. Esto significa que se debe tener un nivel de deudas menor al 30% de los ingresos mensuales, incluyendo, los saldos en las tarjetas de crédito, y préstamos personales. La palabra sostenible, significa, que no afecte el desarrollo personal, y el crecimiento económico de la persona o de la empresa.

  • Fomentar el ahorro y la inversión en productos financieros de alto rendimiento. La meta es ser financieramente libre y solvente, por lo que el objetivo siempre estará encaminado en generar mayores ingresos, para reinvertirlos y generar más dinero como resultado. Existen muchas formas de ahorrar sin morir en el intento, por ello es importante que cualquier bono, pago extra, y dinero ahorrado sea reinvertido para este fin.

  • Cree un fondo de emergencias o gastos futuros. Finalmente, disponga de un pequeño porcentaje, cuyas ganancias serán destinadas para gastos futuros o inesperados, que le brinde una mayor estabilidad, es la clave para una Salud financiera perdurable.

 

 

 Calificanos! Califica este chat para ayudarnos a mejorar nuestro servicio +