“Recuerda que las personas más felices no son las que reciben más, sino las que dan más..”
– H. Jackson Brown, Jr.

 

Ya sea que compres un regalo pequeño o le ayudes a alguien que lo necesita, ser generoso y dar gracias nos hace sentir felices con nosotros mismos y también ayuda a fortalecer nuestras relaciones. Esto se debe a que nosotros, como seres humanos, somos criaturas inherentemente sociales.

Con la temporada de regalos a la vuelta de la esquina, reflexiona sobre los sentimientos que experimentas al comprar un regalo para un ser querido o amigo.

 

El don de dar

En un artículo llamado La psicología de entregar de regalos y la felicidad, explica cómo que se ha descubierto que dar regalos proporciona al donante tanta satisfacción como el receptor, ya que le permite "experimentar un autoconcepto positivo, sentirse generoso y valioso".

En otras palabras, comprar regalos para otros puede aumentar nuestros propios sentimientos de conexión y felicidad.

 

 

Por qué nos hace sentir bien

 

"La forma de dar vale más que el regalo".
― Pierre Corneille

 

Entonces, ¿por qué cuando regalamos algo nos sentimos bien? Como dice en el artículo llamado Gastar dinero promoviendo la felicidad publicado en el sitio web del Programa de Psicología Positiva, se siente bien porque nuestros cerebros tienen un sistema de recompensa incorporado, la oxitocina, que controla la forma en que interactuamos con los demás. Cuando gastamos dinero para hacer que nuestros amigos y familiares sonrían, nuestro cerebro nos recompensa y nos hace sentir bien.

 

¿Qué comprar?

 

“Cuando estamos repartiendo los regalos en Navidad, debemos reconocer que compartir nuestro tiempo y a nosotros mismos es una parte muy importante de dar”.

– Gordon B. Hinckley

 

Los estudios han demostrado que los regalos que damos crean una experiencia y esto hace que el regalo no sea algo material si no que se vuelve algo significativo creando conexiones.

Un estudio realizado por Cindy Chan del Departamento de Administración de la Universidad de Toronto Scarborough y la Escuela de Administración Rotman, mostró que las experiencias como regalos son más efectivas para mejorar las relaciones que los regalos físicos. Chan dice: "Un regalo provoca una fuerte experiencia parecido a lo que sentimos cuando experimentamos el miedo y el asombro de una aventura de safari, la emoción de un concierto de rock o la calma de un spa. ”

 

Hazlo personal

Hacer el regalo personal al momento de darlo es otro factor importante. Por ejemplo, si a la persona a la que le vas a dar el regalo le gusta patinar, puedes comprarle unos patines, o si practica yoga, puedes comprarle un tapete.

¿Quieres hacer aún más fuerte la emoción del regalo? Participa en el regalo. Por ejemplo, en lugar de simplemente regalar patines o un tapete de yoga, elija una clase de yoga juntos o vayan a al teatro a ver una obra sobre patines.

 

“El mejor regalo que le puedes dar a alguien es tu tiempo, porque cuando lo haces, estás dando una parte de tu vida que nunca recuperarás.”
- Anónimo

 

Ferratum te ayuda

En Ferratum sabemos que siempre piensas en los demás pero a veces el dinero no está de nuestro lado, pero no te preocupes, Ferratum te ayuda. Solicita un préstamo en línea con nosotros, es fácil, rápido y seguro. Llena una solicitud y recibe la respuesta en segundos.

En Ferratum, creamos los préstamos en línea como una herramienta para ayudar a las personas, como tú a disfrutar al máximo esta Navidad y hacer feliz a los demás.



 

¡Aquí está la Navidad y el don de regalar!

 

En caso de dudas adicionales, escríbenos a servicio.a.cliente@ferratum.com.mx

O llámanos al 01 800 461 0187 (opción 1)

 Calificanos! Califica este chat para ayudarnos a mejorar nuestro servicio +