Las fintech llegaron para quedarse y revolucionar el sector financiero, prueba de ello es que ya no se requieren de grandes instalaciones físicas para ofrecer un servicio de calidad y ahorro de tiempo. Los requisitos para los usuarios ya sea para invertir u obtener financiamiento son mínimos.

 

La palabra fintech es un término compuesto de la fusión de dos palabras en inglés: “finance” y “technology”, que aglutina a todas aquellas empresas de servicios financieros que utilizan la última tecnología existente para poder ofrecer productos y servicios financieros innovadores.

 

Para Marc Hochstein, editor en jefe de la revista American Banke, el  vocablo surge a principios de la década de 1990 gracias a un proyecto liderado por Citicorp. Es decir, por la empresa financiera que se conoce hoy como Citigroup. (octubre 2015)

 

En tanto, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) refiere que México es el segundo país en Latinoamérica con mayor emprendimiento fintech después de Brasil.

 

La institución señala que actualmente en México ya existen 158 instituciones de este tipo, cuya actividad principal es hacer uso del mundo de las tecnologías de la comunicación y la información para ofrecer servicios financieros que quieren ser más ágiles y eficaces que los actuales.

 

Los requisitos para abrir una cuenta fintech varían de una a otra institución, pero por lo general son tener más de 18 años, contar con identificación oficial (INE, tarjeta de residencia o pasaporte) y un comprobante de domicilio.

 

La misma banca ha sido pionera en la adopción de diversas tecnologías, desde los cajeros automáticos, uso de tarjetas y dinero electrónico, hasta el desarrollo de aplicaciones en línea que facilitan las transacciones y la gestión de cuentas en tiempo real.

 

Estas empresas financieras operan como intermediarios en transferencias de dinero, préstamos, compras y venta de títulos financieros, así como asesoramiento financiero. Las áreas en las que apoyan son:

  • Pagos, remesas y préstamos
  • Gestión de finanzas empresariales
  • Gestión de finanzas personales
  • Crowdfunding (financiamiento de proyectos)
  • Gestión de inversiones
  • Seguros
  • Educación financiera y ahorro
  • Soluciones de scoring, identidad y fraude
  • Trading y mercados

 

En el marco de la 82 Convención Bancaria, Juan Pablo Graf Noriega, jefe de la unidad de banca, valores y desarrollo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) refirió a El Economista que con la promulgación de la ley Fintech, que se aprobó hace un año, autoridades como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el Banco de México, la SHCP y las diferentes autoridades del sistema financiero están trabajando para que se aplique e integre la regulación diferenciada en las leyes secundarias. (marzo 2019)

 

De acuerdo con la ley Fintech, se tiene un plazo de hasta 24 meses después de la publicación de dicha normativa, para publicar las disposiciones secundarias de la misma.

 

En México desde hace varios años se inició con la regulación diferenciada, especialmente con las instituciones más grandes que debían establecer los acuerdos que se lograron en la ciudad suiza de Basilea.

 

Para concluir: el reto mayor de las fintech es construir la confianza de los mexicanos en la adopción de este tipo de nuevas tecnologías, por lo que es necesario que los involucrados en este sistema cumplan con el marco normativo, los estándares operativos para el resguardo y protección de datos personales como financieros y el diseño de productos amigables. 

 

De cumplirse lo anterior, se tendrá una repercusión muy importante en la dinámica económica nacional, favoreciendo el desarrollo de las pymes y nuevas empresas, y con ello un crecimiento socioeconómico.

 

 

En caso de dudas adicionales, escríbenos a servicio.a.cliente@ferratum.com.mx

O llámanos al 01 800 461 0187 (opción 1)

 Calificanos! Califica este chat para ayudarnos a mejorar nuestro servicio +