Airbnb es ahora en México y el mundo lo que ha sido Uber o Cabify en el universo del trasporte, una aplicación que vino a innovar al acercarnos a una amplia oferta de alojamientos con costos accesibles, según las necesidades de cada uno.

 

Airbnb es ahora en México y en el mundo lo que ha sido Uber o Cabify en el universo del transporte: una aplicación que vino a innovar en la hospitalidad, ofreciendo una amplia oferta de alojamientos con costos accesibles, según las necesidades de cada uno. 

Fundado por Brian Chesky, Airbnb es un negocio que ha prosperado registrando más de 1.5 millones de visitas en nuestro país de junio de 2016 a mayo de 2017 (El Financiero, 2018). 

 

¿Qué es Airbnb? 

 

Básicamente es una plataforma que actúa como un mediador, para negociar entre el anfitrión que quiere dar en alquiler su espacio y una persona interesada en rentar. De esta forma Airbnb se desligan de cualquier responsabilidad tanto respecto del alojamiento como del anfitrión. 

 

¿Cómo funciona? 

 

Primero deberás ser legalmente mayor de edad y registrarte en la plataforma. Es necesario que lo hagas de preferencia desde un buen equipo y conexión segura, ya que te pedirá que subas documentos para ser verificado como un pasaporte, credencial de elector, etc. Una vez que llegas al final del proceso, ya puedes usar la plataforma.>

 

¿Cómo hacer una reserva? 

 

Lo básico es colocar las fechas y cantidad de huéspedes, así como tus preferencias: cuarto compartido, departamento completo, rango de precios, ubicación, etc. La app te da una descripción del alojamiento a través de una ficha, observas fotos, lees los servicios a los que podrás acceder y los comentarios de otros que ya estuvieron ahí.

Tip: los comentarios te pueden orientar: qué tan buen servicio y apoyo recibirás del anfitrión, qué tan accesible es la ubicación y el funcionamiento de los servicios del espacio.

 

¿Cuánto cuesta?

 

La tarifa varía según el número de noches y la proximidad con la fecha. Esta tarifa puede incluir limpieza, o tener costos adicionales que aparecerán desglosados. Dependiendo del país pueden aplicar cargos adicionales. Al final, habrá un total a pagar tanto para el anfitrión como para ti como huésped.

 

Formas de reservar

 

Sí ya te decidiste, algunos lugares cuentan con la opción de “Reserva inmediata”. En esta modalidad no contactas en absoluto al anfitrión, aunque sí es posible consultarle dudas.

Otra manera de reservar es la tradicional. Contactar al anfitrión y él tendrá 24 horas para hacerte dicha reserva. En esta modalidad puedes preguntar todas tus dudas. Si te aceptó, se procede con el pago.

 

Todo tipo de alojamientos

 

En Airbnb encuentras desde casas completas, villas, hostales, cuartos etc. Pero también está la categoría de lujo, llamada “Airbnb Plus”, que ofrece servicios adicionales como detalles lindos o decoraciones especiales, etc. Es decir, una mayor calidad en la experiencia que en el modo estándar anterior.

Si se trata de una empresa que desea un alojamiento para sus empleados, está “Airbnb for work”, o bien, “Airbnb Open Home”, en el que el anfitrión ofrece alojamiento a refugiados. 

 

Formas de pago 

 

Las formas de pago son: tarjetas de débito, crédito o PayPal. No hay pago en efectivo. Todo es electrónico. Las experiencias y opciones de esta modalidad pueden variar según cada país, verifica antes de lanzarte.

 

Una sugerencia útil. Si no cuentas con el recurso suficiente a pesar de que Airbnb es una alternativa interesante para buscar dónde quedarte en tu siguiente viaje, recuerda que existe el financiamiento en línea a través de Ferratum ya disponible en México; así puedes obtener créditos inmediatos.

 

 

En caso de dudas adicionales, escríbenos a servicio.a.cliente@ferratum.com.mx

O llámanos al 01 800 461 0187 (opción 1)