Para viajar no hay necesidad de derrochar dinero, existen muchas opciones económicas para realizar ese anhelo. Con el objetivo de que tengas una motivación que te permita explorar nuevos climas, sumergirte en ellos y estimular tu mente, es necesario establecer un plan de ahorro que aquí te detallaremos en 7 tips.

 

Para viajar no hay necesidad de derrochar dinero, existen muchas opciones económicas para realizar ese anhelo. Con el objetivo de que tengas una motivación que te permita explorar nuevos climas, sumergirte en ellos y estimular tu mente, es necesario establecer un plan de ahorro que aquí te detallaremos en 7 tips.

 

1.-Establece tu objetivo y comprométete con él.

 

Sé muy claro en lo que deseas y visualízate en el lugar. Para ello se requiere mucha disciplina, constancia y sacrificio. El tipo de viaje que elijas dependerá mucho de tu perfil y de lo que estés buscando en ese momento de tu vida.

 

2.- Haz un análisis de tus finanzas personales y un control de gastos.

 

No necesitas ser un profesional de las finanzas, el secreto está en no autoengañarnos y ser realistas con lo que estamos recibiendo y con lo que gastamos. En palabras llanas: No gastes más de lo que ganas.

 

3.- Realiza una investigación a fondo y establece un costo para:

 

El boleto de avión, el hospedaje, la comida, la diversión, las emergencias y cualquier otra cosa que necesites considerar, así sabrás cuánto necesitas.

 

4.- Adiós a las parrandas de fin de semana.

 

Con esto no queremos decir que no tengas un rato de esparcimiento, pero bájale a tus pachangas o salidas a los antros, en los que fácilmente te gastas en promedio de 500 a 800 pesos cada fin de semana.

 

5.- Haz tu propia comida y llévatela a la oficina.

 

Échale lápiz, si en promedio una comida te cuesta 70 pesos diarios, al mes son 1,400 pesos. Cocinando en casa ahorrarás más del 50% de lo que estás gastando hoy en día, obteniendo en un año más de 12,000 pesos. Suficiente para varias noches de hospedaje en cualquier destino sea europeo o asiático.

 

6.- Haz una alcancía.

 

¿Recuerdas que en tu infancia tus padres te compraban una alcancía? Era una manera de fomentarte la cultura del ahorro. Pues retoma esa costumbre y hazte de una alcancía. Ponla en tu mesita de noche y otra en tu escritorio de la oficina y cada que traigas cambio en tu bolsillo, échaselo.  

Pero si aún así te falta un piquito para reunir esos fondos, Ferratum puede ser una buena opción con un préstamo rápido y seguro. 

 

7.- Y por último, evita los gastos hormiga. 

 

Esas salidas a la tiendita que por un refresco (12 pesos), unas papas (15 pesos) o un café (35 pesos) y si encima fumas, ¡más de 50 pesos! Si le sumamos en promedio son más de 70 pesos al día, 350 a la semana; esto al año son más de 10,000 pesos.

 

Recuerda que los bienes materiales son efímeros, mientras que las experiencias, alegría, reflexión, autodescubrimiento y felicidad que te da un viaje no tiene precio.

 

“Realizar un viaje no tiene porqué ser una pérdida de tiempo y de dinero, al contrario, es una de las mejores inversiones que podemos hacer en nuestras vidas”, refiere David Cantone en su blog. (Agosto 2013)

 

 

En caso de dudas adicionales, escríbenos a servicio.a.cliente@ferratum.com.mx

O llámanos al 01 800 461 0187 (opción 1)