Cuando creas un nuevo proyecto, tienes muchas ideas en mente. Todo se ve muy claro y solo puedes imaginar el momento en que tu proyecto se concrete. Pero ¿y la parte práctica? ¿Cómo piensas lograr este proyecto? Si cuentas con los recursos económicos suficientes, todo el proceso se hace mucho más fácil. Pero cuando no tienes el dinero para traer tu idea a la realidad, puedes sentirte estancado.

 

Cuando creas un nuevo proyecto, tienes muchas ideas en mente. Todo se ve muy claro y solo puedes imaginar el momento en que tu proyecto se concrete. Pero ¿y la parte práctica? ¿Cómo piensas lograr este proyecto? Si cuentas con los recursos económicos suficientes, todo el proceso se hace mucho más fácil. Pero cuando no tienes el dinero para traer tu idea a la realidad, puedes sentirte estancado.

 

Muchos piensan que  un crédito puede ser una buena idea cuando se quiere invertir en un emprendimiento. Te permite tener a tu disposición los recursos que necesitas y poder pagarlos luego paulatinamente. Sin embargo, hay quienes se sienten escépticos al pedir créditos, puesto a que consideran esto un endeudamiento para la empresa. En este artículo averiguaremos si vale la pena pedir un crédito para tu emprendimiento.

 

Invertir Con Tu Dinero Vs Pedir Un Crédito

 

Invertir con tu dinero propio te da más libertad en cuanto a los gastos que puedas tener. Puedes tener dominio de toda la inversión y limitar los gastos excesivos. Además de que no tendrás una deuda a largo plazo. Sin embargo, no todos tienen la dicha de invertir con su propio dinero. Por lo que un crédito es una buena opción para  algunos.

 

Solo debe tomarse en cuenta ciertos aspectos: cuánta rentabilidad puede tener  el negocio que pretendes concretar y cuál es tu capacidad de respuesta ante el crédito. No puedes pedir un crédito cuando sabes que la rentabilidad de tu empresa será baja y por consecuente no podrás afrontar la deuda.

 

Sin embargo, podrías optar por otra forma de invertir. Muchos expertos recomiendan invertir con el mayor capital propio posible. Pero en caso de no contar con suficiente dinero, se solicite un crédito que cubra el 20% de la inversión o un poco más. Por otro lado, es bastante común tener inversionistas. Personas o empresas interesadas invierten en tu proyecto a cambio de algún porcentaje de las ganancias.

 

Antes De Solicitar Un Crédito Para Tu Emprendimiento Debes Tomar En Cuenta Ciertos Factores:

 

  • Mantén un historial crediticio intacto, de manera que se te pueda aprobar el crédito sin ninguna complicación. Muchas personas ni siquiera saben que tienen un historial crediticio y se dan cuenta de que tienen un mal rendimiento cuando van a solicitar un crédito.

Para conocer tu historial crediticio solo debes ingresar a la página principal del Buró de Crédito y pedir tu reporte anual. En este artículo puedes conocer mucho más acerca del Buró de Crédito.

 

  • Sé consciente de tu capacidad para afrontar la deuda. Este es un paso muy importante porque, de no poder pagar a tiempo, todo tu negocio estaría en riesgo. Así que es importante que solicites solo el crédito que puedas para a largo plazo. Y aquí la rentabilidad juega un papel importante. Si te interesa conocer formas de pagar tus deudas de manera eficaz te recomendamos leer este artículo

 

Ventajas De Solicitar Un Crédito Para El Emprendimiento

 

Cuando se solicita un crédito siendo persona natural, las tasas suelen ser más elevadas en comparación a los créditos solicitados por empresas. Y esto sucede sobre todo cuando se trata de una empresa nueva. Los gastos que vienen con este emprendimiento son muy elevados y el rendimiento de la empresa es muy bajo en sus inicios. Es por ello que las tasas suelen ser más bajas al comienzo y van aumentando progresivamente a medida que la empresa crece.

           

Otro dato interesante es que desarrollas un historial crediticio para tu empresa. Una vez que te aprueban el crédito y pagas a tiempo todas tus cuotas, generas un reporte positivo sobre tu historial crediticio. Lo cual es importante por si en un futuro deseas solicitar otro crédito. Hay que tomar en cuenta que este historial crediticio debe separarse del historial crediticio personal. La empresa empezaría a tener uno propio y no tiene nada que ver con  tu historial de persona natural.

           

En algunos países como Estados Unidos, tener un crédito en una empresa es ventajoso porque ayuda a reducir costos relacionados a  los impuestos. Servicio Público de Hacienda (IRS) ofrece la deducción de impuestos a empresas que estén pagando algún tipo de crédito. Esto es especialmente conveniente porque cuando se empieza a invertir en una nueva empresa los gastos tienden a ser muy grandes y no se cuenta aun con la rentabilidad suficiente para afrontarlos todos. Sin embargo, esta reducción funciona como un gran alivio para el emprendimiento.

 

 

En caso de dudas adicionales, escríbenos a servicio.a.cliente@ferratum.com.mx