El desarrollo de nuestro país es directamente proporcional al acceso de los servicios bancarios y crediticios que tienen las personas y las pymes en un país como el nuestro, sumado a la innovación en tecnología móvil como nuevo factor de impulso.

 

  • El uso de instrumentos financieros migra al uso de teléfonos inteligentes.
  • Gobierno impulsa bancarización a través de la inversión en infraestructura

 

El desarrollo de nuestro país es directamente proporcional al acceso de los servicios bancarios y crediticios que tienen las personas y las pymes en un país como el nuestro, sumado a la innovación en tecnología móvil como nuevo factor de impulso.

 

¿Qué tanto ha penetrado dicha bancarización en su uso y aprovechamiento en nuestro sistema financiero por parte de la población? O bien, ¿cuál es el grado de penetración que tienen las instituciones financieras en la economía mexicana? y, finalmente, ¿qué papel juegan las Fintech en esto?

 

Las dos primeras cuestiones nos dan indicadores muy interesantes de la importancia de la bancarización de un país que a pesar de la desaceleración económica que hemos venido experimentando hasta hace poco, y observa un crecimiento moderado al primer trimestre de 2019, según cifras de la Asociación de Bancos de México (ABM)

 

Este organismo nos señala que el crédito al sector privado ha continuado un crecimiento de doble dígito, aunque de manera marginal en el ámbito de las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMEs). Sin embargo, en términos generales se estima que esto es favorable. También señala que la morosidad de la cartera se ha mantenido bajo control para el caso del sector privado, consumo y vivienda.

 

En lo que respecta a la tercera cuestión, sobre el uso de la banca digital la ABM indica un avance significativo del sector con 51 millones de usuarios por internet, un aspecto que representa un crecimiento de 107% en los últimos cinco años, con 17 millones de usuarios que cuentan con una aplicación bancaria.  

 

Según un estudio publicado por el Diario El Economista (marzo, 2019), “en los últimos años los servicios que ofrece la banca en México y en el mundo han cambiado vertiginosamente. La evolución ha pasado de una forma tradicional de servicio en sucursal, a la banca por teléfono, después la banca electrónica, ahora los servicios financieros se comienzan a ofrecer en dispositivos móviles, al tiempo que las instituciones financieras comienzan a utilizar datos biométricos como medio de identificación de sus clientes”.

 

Es decir, se pondera la importancia del smartphone por sobre otro tipo de dispositivos como la Tablet o la laptop, por lo que los teléfonos móviles son clave en la bancarización y uso de servicios digitales. De esta manera, señala el estudio, el uso del teléfono inteligente se ha elevado hasta alcanzar cifras del 89% contra un 73% de la laptop, por ejemplo.

 

De esto se deduce que el mayor esfuerzo de las grandes compañías que ofrecen instrumentos de tipo financiero está enfocando en bancarizar a través de las Fintech, que no son más que entidades financieras con servicios de banca a través de los teléfonos inteligentes. Un ejemplo de ello es Ferratum, como parte de una evolución de los servicios digitales en México y en el mundo. 

 

En resumen, las transacciones a través de móviles se han incrementado de manera importante por la simpleza de su uso y la rapidez para obtener un crédito o un financiamiento. Ello ha implicado un desplazamiento de los servicios bancarios tradicionales, ya que los jóvenes tienen predilección por el uso de aplicaciones tecnológicas para la realización de sus transacciones cotidianas.

 

Podemos decirte que aún hay mucho por hacer ya que el nivel de bancarización en México aún es bajo respecto de otros países y su crecimiento por ahora parece relativamente estancado. Ello aunado a una infraestructura tecnológica todavía insuficiente para el uso de sistemas digitales a través del teléfono en ciertas regiones. 

 

Finalmente, se dice que el actual gobierno busca incluir a 30 millones de personas al sistema financiero y que el sistema de las Fintech potencializará así la bancarización de nuestro país. Todo apunta a que será imparable esta migración del sistema bancario tradicional a uno más inteligente y de fácil acceso.

 

Según Expansión (septiembre 2018) se espera un crecimiento de empresas jóvenes o startups que como segmento se valúa en “más de 30,000 millones de dólares”.

 

 Por: Ferratum.

 

En caso de dudas adicionales, escríbenos a servicio.a.cliente@ferratum.com.mx

O llámanos al 01 800 461 0187 (opción 1)