El crédito puede ser una herramienta poderosa para alcanzar tus objetivos financieros; desde préstamos personales para adquirir bienes o servicios que no puedes pagar de contado hasta créditos hipotecarios o para emprender un negocio.

 

El crédito puede ser una herramienta poderosa para alcanzar tus objetivos financieros; desde préstamos personales para adquirir bienes o servicios que no puedes pagar de contado hasta créditos hipotecarios o para emprender un negocio.

Sin embargo, sin una correcta planeación o análisis, un crédito puede salir muy caro. Ya sea que solicites una tarjeta de crédito o pidas un préstamo personal, estas son las tres cosas más importantes que debes tomar en cuenta antes de hacerlo:

 

1. Cuánto te va a costar, realmente

 

Una cosa es que tu solicites una cantidad, pero otra totalmente diferente es lo que vas a terminar pagando. Para saber cuánto te costará un crédito, revisa el CAT (Costo Anual Total). Este número incluye los costos y gastos que conlleva un crédito. Toma en cuenta que entre más alta sea, más caro será el crédito.

 

Otros factores a tomar en cuenta son los costos adicionales, tasas y comisiones, para que sepas realmente cuánto te va a costar el préstamo y así poder comparar o decidir si vale la pena endeudarte o no. Además del tiempo. Recuerda que entre más largo sea el plazo más será lo que pagarás y por supuesto lo más recomendable es buscar un préstamo que cuente con comisiones de cancelación anticipada lo más mínimas posible, por si te llega un dinero extra y quieres liquidar el capital antes.

 

2. ¿Puedes pagarlo?

 

No olvides revisar tu capacidad de pago para mantenerlo todo bajo control. Calcular tu capacidad de pago es muy sencillo solo tienes que restarles a tus ingresos mensuales todos tus gastos fijos y variables del mes junto con la cantidad que destinas al ahorro; y lo que te quede es lo que puedes destinar al pago de un crédito o deuda mes a mes.

Algunos expertos sugieren, que un préstamo o crédito, no debe superar el 30% de tus ingresos para ser pagable y no te deje en malas condiciones financieras. Porque recuerda que si caes en mora, esto puede afectar tu historial crediticio y el que puedas volver a pedir un préstamo en un futuro.

 

3. Comparar

 

A veces pensamos que necesitamos un micropréstamo para salir de una emergencia o una tarjeta de crédito adicional o ampliar el límite de la misma. Sin embargo, lo mejor es comprar los diferentes productos financieros. En la actualidad y gracias a las herramientas en línea, tenemos la opción de comprar los productos de distintas entidades financieras para encontrar la que se adecue mejor a nuestras necesidades. No es necesario que te cases con tu banco o con una idea, siempre investiga y compara.

 

Finalmente, antes de firmar cualquier contrato o dar el “sí”, recuerda siempre preguntar o revisar lo siguiente:

 

  • La tasa de interés especialmente si es fija o varía durante la vigencia del crédito.
  • Tiempo del crédito.
  • Qué costos debes asumir al solicitar el crédito.
  • Se pueden modificar las condiciones iniciales del crédito en algún momento.
  • Se debe firmar un pagaré o tener aval.
  • Se pueden hacer pagos anticipados a la deuda.
  • Qué sucede si incurres en mora: límites (30, 60 o 90 días) antes de que te trasladen a una empresa de cobranza; te cobran costos jurídicos, dónde realizas tu pago de estas cuotas y como se distribuyen en el crédito, etc.

 

En Ferratum podemos ayudarte a alcanzar tus metas y objetivos financieros de forma fácil y segura. Acércate a nosotros para conocer más información y solicitar un préstamo a tu medida.

 

 

En caso de dudas adicionales, escríbenos a servicio.a.cliente@ferratum.com.mx

O llámanos al 01 800 461 0187 (opción 1)