Los propósitos de Año Nuevo son una tradición clásica de la época. Son el resultado de momentos de reflexión sobre las mejoras necesarias en la vida diaria de las personas y se convierten en objetivos importantes para el bienestar y el éxito en el próximo año.

 

Los propósitos de Año Nuevo son una tradición clásica de la época. Son el resultado de momentos de reflexión sobre las mejoras necesarias en la vida diaria de las personas y se convierten en objetivos importantes para el bienestar y el éxito en el próximo año.

Los propósitos comienzan a acumularse en listas cada vez más grandes a medida que se acerca el final del año, y luego son abandonados al comienzo del año entre la depresión posterior a las vacaciones y el comienzo ajetreado del nuevo año. Sin embargo, el abandono de estos propósitos sucede porque no son razonables.

Si te culpas por no lograr tus objetivos este año, tal vez sea hora de revisar esa idea y ver cómo estás creando tu lista.


Aquí te damos una lista de consejos y tips para ayudarte a configurar una lista de propósitos para Año Nuevo de la manera correcta para 2020.

 

Planifica por adelantado

 

Debes considerar cuáles son tus objetivos para 2020 antes de que comience la temporada de vacaciones y las fiestas. La forma más segura de crear una lista poco realista es comenzarla a las 3 a.m. de la mañana en la víspera de Año Nuevo. No tendrás tiempo suficiente para pensar las cosas. O te dejarás influenciar por tus familiares y amigos. Como resultado, tus resoluciones terminarán reflejando tu estado de ánimo e ideas de ese momento y no una realidad alcanzable.

 

Escríbelos

 

Comienza a escribir tus objetivos en algún lugar que puedas verlos para asegurarte de no olvidarlos más tarde. Luego puedes avanzar a moverlos en un álbum de recortes, agregando más detalles, como motivaciones y plazos. Esto será útil el próximo año, cuando puedas usar esta lista escrita para seguir tus resultados. Así que deja espacio para agregar tus logros e incluso fotos que los reflejen. Básicamente, terminará siendo el álbum de recortes de tu historia de éxito.

 

Mantenlo simple

 

Es tentador seguir agregando metas y mini objetivos a la lista, con la introspección, pero la realidad muestra que nunca funciona. El resultado es un catálogo sobreinflado de tamaño inalcanzable. Lo ideal es elegir solo algunos propósitos, las más importantes para ti el próximo año. Si ya tienes más de 5, tu lista ya está en problemas.

 

Divide tus objetivos en pequeñas partes

 

Esto es extremadamente útil para realizar un seguimiento del progreso y agregarlo al álbum de recortes de tus propósitos. En lugar de mantener un objetivo como "Bajar 10 kilos" o "Ahorrar 20,000 pesos", asegúrate de partir esos objetivos en partes, como "correr dos veces por semana" o “no comer galletas con café los fines de semana" o “ahorrar 500 pesos cada semana". Esto también ayuda mantenerte razonable y a que tus metas sean alcanzables y no te frustres al cabo de días.

 

Establece una línea de tiempo

 

Esto es esencial para el éxito, así que asegúrate de incluirlo. Considera reducir tus plazos para lograr tus objetivos. Incluso puedes crear un calendario para ayuda visual. Deberás establecer fechas de calendario razonables. Si el calendario es demasiado laxo, podrías desinteresarte o incluso olvidarte de la meta. Si es demasiado agresivo, en breve será demasiado difícil mantener el ritmo y lo abandonarás.

 

Agrega recompensas a tu viaje de éxito

 

Esto es necesario a medida que avanzas por tu viaje 2020. Cuando hayas alcanzado la fecha límite de un objetivo, puedes revisar tu álbum de recortes y ver qué trato has avanzado. Esto no debe contradecir el objetivo en sí mismo; por ejemplo, si tu plan es perder peso, no agregues como recompensa comer un helado después de bajar los primeros 3 kilos. Elige algo complementario, como ir al cine o un masaje.

 

Planifica posibles deslices o tropiezos

 

Es probable que haya errores de vez en cuando, ya que nadie es perfecto. Cuando eso suceda, es mejor tener un plan sobre qué hacer. Por ejemplo, si tu objetivo era correr dos veces por semana y solo corriste una vez o te lastimaste, puedes planear recuperarte con alguna otra actividad o ejercicio la semana siguiente. No se trata de ser un castigo, sino reforzar la necesidad de cumplir con el plan. Tener una estrategia para esos momentos significa que no terminarás desanimado con cada error y eventualmente abandonarás el objetivo por completo.

 

En Ferratum podemos ayudarte a cumplir tus metas financieras para el Año Nuevo. Acércate a nosotros para conocer más sobre nuestros préstamos personales a la medida.

 

 

En caso de dudas adicionales, escríbenos a servicio.a.cliente@ferratum.com.mx